El curioso pueblo de yo (21 habitantes) y sus pésimas relaciones sociales mientras ofician de directores de radio en una ciudad atiborrada de gente curiosa e inquieta por la velocidad de las cosas que van y vienen sin preguntar nada así que respiremos profundo no hay más que jugar porque.... ¿qué vamos a hacer si no?

Monday, March 21, 2005

AMORES PERROS

Ayer domingo fui con mi mujer a pasear a nuestras hijas caninas a ese democrático espacio llamado parque intercomunal de la reina. Una beagle, una golden retriever y una labradora. Todas inofensivas y buenas para correr detrás de una pelota, felices saltando como conejos y corriendo. Como sabrán, las tres razas que tengo no son peligrosas y es más, se recomiendan para niños porque lo suyo es acompañar sonriendo.
Pues bien, corrían felices, se topaban con otros perros, jugaban, volvían, descansaban. Hasta que de súbito mi perra labradora sale corriendo en dirección a un dogo argentino, un asesino en serie que no sabe jugar y cuyo dueño, que si bien lo tenía con cadena, lo tenía sin bozal. Y cagó mi perra labradora. El perro la agarró con su hocico del hocico y la dio vuelta. Mi perra gritaba, la Carola lloraba, la perra golde retriever salió arrancando y la chica, la beagle, sin saber con qué se metía, saltó a morder en las patas al dogo, con una furia inusual, a defender a su madre adoptiva que sangraba del hocico. Yo me tiré encima a agarrar el cuello de mi perra, no fuera cosa que el dogo la diera vuelta y la desnucara, acción que siempre hacen estos hijos de puta. Tenía mis manos a cinco centímetros del dogo que no abría sus fauces, te encargo los dientes y la mirada del perro, y el dueño de éste perro -aquí lo maravilloso del cuento- miraba con cara de triunfador, al borde del orgasmo, no le decía al perro que la soltara sino que me decía esto te pasa por traerla sin cadena. "Y vos imbécil, traes a este animal sin bozal"... El muy bastardo me decía si me gritas no le digo nada al perro, insultaba a la Carola porque gritaba y yo trataba de mantener la calma humillándome para que soltara a la labradora. Al final la soltó con una orden, pero pasaron cinco eternos minutos agarradas del hocico. Curiosamente la mía no sangraba mucho, pero estaba shockeada y lloraba a lo perro. Vio a la muerte por primera vez. El dueño del dogo le dijo a un guardia "pásale un parte a este huevón por no tener a su perro con cadena" (el parque estaba lleno de niños jugando y acercándose a muchos perros chicos y grandes inofensivos y sueltos) y yo le dije "y tú hijo de puta traes a esa mierda sin bozal". Se dio media vuelta e hizo el amague de soltar el perro una vez más. Me quedé mudo mientras trataba de calmar la angustia y el dolor de mi labradora, helado esperando que soltara a un perro de cuarenta y cinco kilos en contra mía. La Carola sujetaba a la perra chica que juraba se podía enfrentar al dogo, furiosa sin saber que podría ser un canapé. La golden tiritaba, muda.
Lindo domingo. Domingos dominicales.
El asunto es que estuve más de tres horas pensando en vengarme. Poseido. En silencio pensando cómo matarle el dogo hijo de puta al hijo de puta. Conseguirme un rifle y volarlo de lejos un domingo cualquiera. Dejar un bife con vidrios en su camino, total, no usa bozal, se lo traga igual. Atropellarlo no era malo. Hasta que entré en razón. Yo solté a mi perra, está bien. El dueño del otro no, pero sí lo llevó para intimidar. Y el dogo no tiene la culpa, el que la tiene es su dueño. Pero ya entrar a matar a un hombre era un poco musho. Deberíamos molerlo con un bate de beisbol, quebrarle las piernas, pero matarlo... (estoy exagerando). Creo que el odio es un sentimiento cancerígeno, brutal.
Y pensé en qué pasaría si un tipo viola a un hijo mío y lo mata. Si alguien atentara contra alguien que uno quiera. De hecho mi perra la sacó barata, pero ¿y si la matan? El perdón, la venganza, la justicia, son elementos complejos, no sé aún si virtudes o defectos de la humanidad. Aplicándolos todos juntos no faltan los que se arrancan con los tarros y hacen lo que quieren. Los lobos no matan a quien atenta contra uno de la jauría. Un humano lo haría sin asco. Los hombres tenemos la virtud del pensamiento y del sentimiento, pero aún así debemos superar primero el dolor. Y pensé en todos aquellos a los cuales les han quitado a alguien que aman y que no han podido ver al menos una señal de justicia. Pedirles perdón o reconciliación son palabras mayores que rozan en la frescura.
Todo esto lo pensaba mientras le hacía cariño a mi perra que quedó como globo, llena de marcas de colmillo, por juguetona o huevona, da lo mismo, se lo perdono, aún está conmigo durmiendo comosi hubiera vivido el holocausto. Que el otro esté a la misma hora animando a su dogo para ser más feroz, limándole los dientes, ya es tema de él. Que se lo entube. Que se pudra él y su perro cogotero.

pd: bueno, si aparece en la prensa que alguien le mató un dogo a un idiota en el parque intercomunal un domingo cualquiera, sabrán que no pude, que no fui capaz, que no evolucioné, que me superó el Corleone o Soprano que todo humano lleva dentro y que ebulle por el honor de La Familia. Al menos, procesé los sentimientos y las ideas. Por un rato. Tony, tío Tony... ¿qué haría? ¿Haría sólo una llamadita y listo? La venganza es humana, el silenciarla, divino.

4 Comments:

Blogger Pancho Ramírez dice...

ES MUY BUENO PUTEAR A ESOS HIJOS DE PUTA. LOS CONOZCO MUY BIEN, CONOZCO SUS CARAS FASISTOIDES LLENAS DE MISERIA. EMPATIZO TOTALMENTE CONTIGO, YA QUE UNA VEZ CASI ME PASA LO MISMO, LAMENTABLEMENTE NO SERÁS EL ÚLTIMO EN SUFRIR EL "NUMERITO", POR ESO HAY QUE ADVERTIRLE A LOS DEMÁS SOBRE ESTA CLASE SUBNORMAL DE ZOQUETES, EN DONDE SUS PROPIAS MASCOTAS REPRESENTAN MAS DIGNIDAD QUE ELLOS MISMOS. DISCULPA QUE ESCRIBA CON MAYÚSCULAS, ES QUE LA RABIA ME SUPERA DEMASIADO, POR ESO ES BUENO DESCARGARLA PUTEANDO..HIJOS DE PUTA, HIJOS DE PUTA, HIJOS DE PUTA!!!...BIEN DICHO.

4:07 PM

 
Blogger Pancho Ramírez dice...

This comment has been removed by a blog administrator.

4:09 PM

 
Anonymous Anonymous dice...

Es un tema de respeto por del al lado, wea que solo te enseñan en tu casa.

Son cosas que pasan siempre.. Así como cuando vas tranquilo por la calle y un weon grave te tira el auto, o cuando vas con tu hijo en bicicleta y el micrero de mierda te toca la bocina a un metro, o cuando un vecino idiota sale arreglar los problemas con una pistola, o cuando un paco de mierda ejerce su caballería, o cuando un jefe de mierda te humilla, etc.

Suma una promo de conciencias social a tu radio, tal como lo hiciste con las “Torres del Paine” (gran trabajo)

No a la agresión, No a los weones prepotentes, No a la humillación, No a los hijos de putas!!!

11:06 AM

 
Blogger fró dice...

se te salió un disparate

7:03 PM

 

Post a Comment

<< Home