El curioso pueblo de yo (21 habitantes) y sus pésimas relaciones sociales mientras ofician de directores de radio en una ciudad atiborrada de gente curiosa e inquieta por la velocidad de las cosas que van y vienen sin preguntar nada así que respiremos profundo no hay más que jugar porque.... ¿qué vamos a hacer si no?

Tuesday, February 22, 2005

¿DEBERIA?

Un amigo de esos que ya tiene casa propia, casa en la playa, empresa propia, participación en otra empresa, dos hijos y una laboriosa mujer católica, es decir, un tipo más sensato que yo según Forbes y la revista Hacer Familia, leyó este blog y me dijo no haber entendido nada, que era preferible que escribiera lo que pienso, el cómo veo al mundo, el cómo pasan mis días y esas cosas que se hacen en esto tan moderno del blogeo y que encuentro tan norteamericanas que me dan ganas de poner mi mano en el corazón, levantarme de mi asiento y entonar the star spangled banner.
Debo confesar que el tipo me conmovió, me conoce hace años y aún me quiere, pese a la última vez que estuve en su casa le quebré una copa finísima heredada de su abuela vasca. Pero también y sin querer, me dejó claro el por qué no tengo casa propia, ni casa en la playa, ni empresa propia, ni participación en otra empresa y etc. Es por esa extraña afición a la evasión que sin duda es un lugar místico, un espacio para la flojera, una guarida para huir de tanto idiota razonable, una suerte de meditación donde la mente queda en blanco y aparece este pequeño twin peaks donde desde el alcalde hasta los bomberos me conocen.
A decir verdad, esto lo escribo para mí, rufianes. No para mi amigo ni para otros menos conocidos. Es el país donde soy el Presidente de la República, y donde no ocurren cosas tan horribles como saber que se quema el Parque de las Torres del Paine.
Y este es el único post personal que escribo, debo ir a regar mis amapolas (haré fortuna con el opio) y a enseñarles a mis perras lo torpe que podemos llegar a ser con una pelota de plástico los seres humanos (jamás he podido agarrarla con mis dientes, y créame que lo he intentado con pésimos resultados).

pd1: por lo demás, querido amigo, escribir para otros es un acto que de demasiado romántico pasa a ser estúpido. Ya nadie lee nada, y cuando lee, lee lun.

pd2: ok, hay gente interesante que lee, pero no perdería tiempo acá, estaría leyendo 2.666 o Así habló Zaratustra.

1 Comments:

Blogger fró dice...

y ahora haces todo lo contario,,
qomo cambia uno

6:15 PM

 

Post a Comment

<< Home