El curioso pueblo de yo (21 habitantes) y sus pésimas relaciones sociales mientras ofician de directores de radio en una ciudad atiborrada de gente curiosa e inquieta por la velocidad de las cosas que van y vienen sin preguntar nada así que respiremos profundo no hay más que jugar porque.... ¿qué vamos a hacer si no?

Monday, February 28, 2005

COSAS QUE MUEVEN COSAS

Hoy me junté con la Katyna, en ese sector tan extraño que es Alonso de Córdova. Y digo que es extraño porque lo atraviesa una red de cables de electricidad y sin embargo es tan oscuro. Conversamos y nos reímos como siempre solemos hacerlo y como espero jamás dejemos de disfrutarlo. Me cae bien, me siento cómodo con ella.
Camino para allá pensé en los movimientos de la gente, los movimientos internos, inexpugnables. ¿Cuánto vemos del otro? Raro. En la radio, la radio que creamos íntimamente La Mónica, Fortuño y yo, sonaba i Fought in a war de Belle and Sebastian. ¿Cuánto nos conocemos los tres? Supongo que harto, pero también es fuerte entender que somos tipos extraños a ratos y que por lo mismo todo lo que nos ocurre nos supera y ahí vienen los desencontrones. Las distancias. ¿Llega el momento en que nos bancamos todo? Así funcionaron los Stones pero no los Beatles. Curioso. Me gusta más lo de los Beatles. La creación de la belleza tiene su lado terrible, su lado feo, es verdad.
También me dio una lata atroz decirle a la Carola Pulido que no iba en la transmisión de Kusturica. No era ni el momento ni la forma, pero la Mónica me apuró. Y soy el mejor de los torpes pero tampoco soy el mejor de los cínicos. Al menos trato. Pero ahí me caí, de tanto oir recriminaciones, te dijes y te lo dije, me contuve todo lo que pude. Pero caí.
Hablé con Polgatti, hablé con la Natalia, hablé con Marquez, con Fortuño, con la Miel, con la Calú, hablé y hablé, con Tupper, con Rojas, con JC, con Tomás Dittborn, pese a que odio las palabras, hablé como loro. Hablé con Forno, con Miñano, con Warnken. Warnken, genio y figura, gran corazón a tamaño de Warnken. Debería haber un reality radial. Dejaría la cagada y media. Si lo hacemos nosotros, claro.
Uno habla tanto pero ¿cuanto dice?
La radio puede tanto, se pueden hacer tantas cosas, quiero comprarla pero no puedo. Me faltan cerca de seis millones de dólares. Todo está en manos de Don Anacleto.

pd: vuelve Tomás, el hombre que ama la radio. Qué gusto. Tengo que llamarlo mañana. Hablar claro.

pd2: al final, esto de los blog se vuelve personal. Y adictivo. Para todos los idiotas que quieren blogs.

5 Comments:

Blogger De paso dice...

This comment has been removed by a blog administrator.

3:00 AM

 
Blogger Pancho Ramírez dice...

This comment has been removed by a blog administrator.

10:59 AM

 
Blogger Pancho Ramírez dice...

YO TAMBIÉN AMO A CONCIERTO.
SO FUCKIN WHAT?

11:09 AM

 
Blogger javisanfeliu dice...

Qué bueno tener auditores como tú.
Te cuento eso sí que este blog es personal, no interpreta al resto de la radio. Más de alguna vez odiaré, putearé, me reiré de algo yo de alguien y lo más probable es que le de verguenza al resto del equipo... en fin...

vamos que se puede

10:36 AM

 
Blogger fró dice...

jc rocks!


=D

4:36 PM

 

Post a Comment

<< Home